Aberdeen Social

Income Roadshow - Abril 2017

El desafío de generar rentas en un entorno en el que los activos tradicionales ofrecen bajos rendimientos

Las rentas son escasas, lo que hace que cada vez sean más valiosas y las clases de activo tradicionales ya no sean tan útiles como antes en este aspecto. Por este motivo, Aberdeen inició en Madrid y Barcelona el roadshow sobre rentas que le llevará a recorrer diferentes países. Y lo hizo de la mano de Sony Kapoor, director del think tank internacional Re-Define, economista global y presidente del Banking Stakeholder Group del European Banking Authority. Kapoor centró su presentación en cómo generar rentas y diversificar el riesgo en un mundo agitado políticamente, lleno de incertidumbres económicas, cambios estructurales y bajos rendimientos. En el evento también participaron los expertos de Aberdeen Sean Flanagan, Donald Amstad y Evert Castelein, que expusieron las opciones alternativas para generar rentas desde sus respectivos puntos de vista: multiactivo, deuda emergente e inmobiliario europeo.

Kapoor, que ha sido definido por George Soros como “el político-economista”, comenzó enumerando las principales transformaciones a las que se enfrentan los países de la OCDE, entre las que destacan los cambios en las tendencias demográficas, el aumento de la deuda pública o la reducción del espacio para políticas monetarias y fiscales. Así, puso énfasis en que el “declive demográfico se ha asentado en gran medida” en estas economías, “especialmente en Europa y en Japón”, aunque matizó que las perspectivas para Estados Unidos son “ligeramente mejores”. Del mismo modo, destacó que en los próximos años aumentará la fuerza laboral de los países emergentes, economías que todavía cuentan con mucho más espacio para llegar a la frontera tecnológica. Kapoor afirmó que hay buenas noticias cuando se plantea la pregunta de qué deben hacer los inversores ante este escenario, ya que “por cada país en el que vemos declive demográfico, hay otro en el que aumenta la población; por cada país que está relativamente cerca de la frontera tecnológica, hay otro lugar con un potencial enorme; por cada país en el que se percibe un aumento del riesgo político, hay otros países, como India, por ejemplo, en donde la estabilidad política es la nueva realidad”. “Por cada país con altos niveles de deuda pública, con poco espacio para políticas monetarias, hay un mercado emergente donde la deuda pública está relativamente limitada y en donde los tipos de interés son elevados, por lo que tienen margen para ser recortados”, agregó. De esta forma, aseguró que los inversores que tradicionalmente han preferido mercados como Europa, EEUU y Japón ahora deberían asignar activos a los mercados emergentes en los que “realmente se encuentran las oportunidades”. “Para esto, se necesita experiencia local en estos mercados, para reducir y diversificar riesgos como, por ejemplo, la incertidumbre política en Europa”, aseveró.

Por su parte, Sean Flanagan insistió en la importancia de la asignación de activos y la diversificación para generar retornos atractivos. El gestor de multiactivo reconoció que “los tipos de activo tradicionales lo han hecho muy bien” pero “gran parte de los retornos han venido de la deuda soberana” y subrayó el papel de los activos alternativos, que “nos permiten acceder a clases de activo líquidas”. “Los tipos de activo tradicionales no ofrecen los mismos rendimientos que en el pasado”, por lo que considerar otras opciones proporcionará nuevas oportunidades. Flanagan considera que nos encontramos en un “entorno dominado por el riesgo político” con acontecimientos que producen volatilidad en el corto plazo, desde el resultado inesperado del referéndum sobre el Brexit hasta las distintas citas electorales que tendrán lugar en Europa a lo largo de este año. Por este motivo, el gestor insiste en la necesidad de proteger nuestras carteras y al mismo tiempo ser flexibles en la asignación de activos.

En este contexto de incertidumbre política, Evert Castelein señaló la necesidad de “gestionar el riesgo tanto como sea posible” en las inversiones, centrándose en la calidad de los activos. El gestor de inversiones en inmobiliario europeo de Aberdeen considera que, aunque el crecimiento de la población en Europa es cada vez es más débil, las ciudades tienen cada vez más población, por lo que la demanda inmobiliaria seguirá en aumento y “las valoraciones de las propiedades se beneficiarán de ello”. Según Castelein, el inmobiliario de la zona euro todavía muestra precios atractivos, aunque con diferencias de un país a otro, y podemos encontrar buenas oportunidades en España y Portugal

Donald Amstad, director de deuda emergente en Aberdeen AM, destacó las oportunidades para generar rentas en Asia y los mercados emergentes. Amstad considera que “merece la pena” asumir los riesgos que podemos encontrar en estos mercados (de tipos, divisa, crédito y duración) por la recompensa de los buenos rendimientos que ofrecen. De hecho, “gran parte de los retornos en fondos multiactivo proceden de los mercados emergentes”.

El director de deuda emergente también defendió el papel de la gestión activa a la hora de invertir en deuda de países emergentes. Así, recordó que el segmento en divisa local ofrece grandes oportunidades con una baja volatilidad de las divisas (de hecho, el yuan chino y la rupia india se encuentran entre las divisas menos volátiles del mundo) pero estos bonos no están incluidos en los índices globales de bonos. Asimismo, insistió en la necesidad de mantener una exposición a India, un país con “unos datos demográficos fantásticos” y que ha vivido una gran transformación en los últimos años, sobre todo gracias a la enorme mejora del acceso de la población a la tecnología 

Amstad también habló sobre el impacto en los mercados emergentes de las políticas de Donald Trump y las subidas de tipos de la Reserva Federal. En este sentido, indicó que México tiene una gran dependencia de las exportaciones a Estados Unidos, pero “la mayoría de los mercados emergentes son menos dependientes de las exportaciones a EEUU de lo que creemos”. En cuanto a las subidas de tipos de la Fed, considera que “el impacto sobre los mercados emergentes va a ser muy limitado” y alertó de que el mayor riesgo se dará cuando la Fed empiece a reducir sus balances.