Renta variable de mercados emergentes

A pesar del repunte de los mercados de renta variable de todo el mundo, creemos que los mercados emergentes mundiales representan posiblemente una valiosa oportunidad de inversión.

Perspectivas a largo plazo positivas

Sólidos fundamentales a largo plazo

Los mercados emergentes representan dos terceras partes de la población mundial, casi la mitad de la superficie terrestre, más de dos tercios de las reservas de divisas y un tercio del PIB mundial, pero sólo suponen el 12,7% de la renta variable mundial por capitalización bursátil. El excepcional potencial de crecimiento a medio plazo resulta evidente. Los mercados emergentes mundiales ya aportan el 71% al crecimiento económico mundial.

Un número cada vez mayor de empresas bien gestionadas

Las empresas de los mercados emergentes están ahora mejor gestionadas y son más transparentes para competir por la entrada de capitales cada vez mayor en la región. Las empresas presentan ahora balances más sólidos, son más rentables y se esfuerzan cada vez más por ofrecer el máximo valor a los accionistas.

Ventajas de la diversificación para sus carteras

A pesar de que la teoría de que los mercados emergentes se han desvinculado de los mercados desarrollados ha quedado en entredicho, sí que desarrollan claramente un papel importante en la diversificación de carteras.

Potencial de crecimiento a corto plazo

Resistencia frente la crisis económica

Aunque los mercados emergentes no han sido inmunes a la desaceleración económica mundial, presentan un menor endeudamiento que los países desarrollados. Las reformas económicas han servido de gran ayuda: la adopción de políticas fiscales y monetarias prudentes por parte de los gobiernos ha contribuido a la estabilidad y el crecimiento.

La fuerte demanda local difiere de la tendencia mundial Los mercados emergentes presentan un potencial de crecimiento económico mayor que los mercados más maduros, gracias a su población joven y en crecimiento, un gasto privado duradero y una floreciente clase media.

Los mercados emergentes mundiales van a liderar la recuperación en lugar de seguirla

Los mercados emergentes mundiales tienen una dependencia mucho más reducida con respecto a las economías desarrolladas. Las exportaciones a otras economías emergentes van en aumento, las cuales registran un gasto e inversiones en sus países cada vez mayor. Mientras que los mercados desarrollados tienen que ahorrar más, lo que se traduce en crecimiento débil, los mercados emergentes han ahorrado en el pasado y ahora pueden actuar para impulsar la demanda.

Valoraciones atractivas

Aunque los mercados emergentes han repuntado, las perspectivas a largo plazo siguen siendo positivas. Los mercados emergentes mundiales están todavía un por debajo de su cota más alta alcanzado antes de la crisis financiera. Los mercados emergentes siguen ofreciendo una buena relación calidad-precio.