Renta fija de Asia-Pacífico

Renta fija asiática: la oportuna aparición de una estrategia de inversión especializada

La crisis financiera mundial obligó a muchos inversores a reevaluar su enfoque relativo a la asignación de activos y dio un nuevo impulso para mejorar la diversificación de las carteras.

En Aberdeen creemos que al examinar categorías de activos relativamente nuevas, podemos encontrar estrategias de inversión que mejoren la diversificación de las carteras, además de la posibilidad de generar rendimientos interesantes.

La renta fija asiática es una de esas categorías. Su aparición se produce tras el rápido ascenso de Asia, que se ha visto respaldado por la prudencia fiscal y el excedente de ahorro (en claro contraste con el endeudamiento excesivo de Occidente). Este cambio en el predominio del capital es de tal magnitud, que el orden de inversión tradicional de naciones desarrolladas y en desarrollo está dando un vuelco total.

En Aberdeen pensamos que existen oportunidades de diversificación si buscamos en categorías de activos relativamente nuevas, como la renta fija asiática que, sorprendentemente, sigue estando desconocida por el mercado, a pesar de estar beneficiándose de catalizadores de demanda a largo plazo.

Por lo general, la renta fija asiática se entiende mejor como un conjunto de oportunidades (de títulos de deuda, divisas y emisiones soberanas) que, quisiéramos destacar, exige perspectiva y aptitudes para descubrirla.

Razones para invertir en renta fija asiática

El mercado de la renta fija asiática ofrece diversas oportunidades. A largo plazo, creemos que estas se van a producir en los mercados de deuda, divisas y tipos de interés. La baja correlación desde el punto de vista histórico con otras categorías de activos pone de manifiesto a su vez las ventajas de diversificación para los inversores mundiales y ofrece razones para apartarse de las estrategias de renta fija tradicionales.

El universo de inversión asiático ha crecido de forma muy rápida en la última década y, actualmente, su tamaño es equivalente al de algunos de los mayores mercados de renta fija de Europa. Este crecimiento ha mejorado la liquidez de forma significativa, incrementando aún más el número de oportunidades para los inversores y dando indicios del desarrollo de un mercado de renta fija más maduro.

Otra característica importante es el diverso grupo de mercados de los países, desde Singapur (con una calificación de AAA) a Sri Lanka (B), y de ahí el margen para mejorar las rentabilidades de las carteras.

Diversa pero infrarrepresentada

A pesar de su tamaño y su relativa solidez, Asia representa un porcentaje muy pequeño de los principales índices de renta fija mundial. Esto es algo que a menudo sorprende a los inversores que esperan obtener exposición a través de los índices de referencia tradicionales, incluidos los índices de mercados emergentes.

Por poner un solo ejemplo, el Barclays Global Aggregate Bond Index asigna únicamente un 2% a la región de Asia (excepto Japón). Aun cuando el acceso formal a algunos de los mercados a título individual pueda estar limitado, se trata de una asignación meramente simbólica. Además, el uso de contratos a plazo, por ejemplo, supone que la exposición a divisas a mercados incluso cerrados sigue siendo posible.

Probablemente la mejor forma para aprovechar el conjunto de oportunidades sea elegir una estrategia que garantice una exposición discreta a Asia, ya sea en bonos en las divisas locales, en dólares o una combinación de ambos. La exposición personalizada a los mercados de deuda y de divisas resulta posible bien de forma directa mediante carteras de rentabilidad absoluta, mediante estrategias de índices de referencia o con programas de estrategias secundarias.

En función de la estrategia elegida, algunas de las posibles ventajas de una asignación directa a la renta fija asiática son la diversificación, unos mejores perfiles de riesgo-recompensa (dada su baja correlación desde el punto de vista histórico con otras categorías de activos) y la mejora de la rentabilidad.

Aspectos destacados

  • Conjunto de oportunidades de inversión amplio y diverso en los mercados de deuda, divisas y tipos de interés de toda Asia
  • Universo de inversión en expansión con un entorno técnico de apoyo a medida que más participantes entran en el mercado
  • Sólidos fundamentales y una coyuntura económica a largo plazo favorable
  • Exposición a una categoría de activos discreta en la que los índices de referencia están generalmente infraponderados
  • Potencial de diversificación activa de dólares a divisas locales asiáticas que se espera que se revaloricen gracias al crecimiento económico

¿Por qué elegir Aberdeen para invertir en renta fija asiática?

Puntos fuertes de Aberdeen en renta fija asiática:

  • Equipo experimentado: invertimos con éxito en los mercados de renta fija asiáticos desde el año 2000 y con unos activos gestionados de más de 4.000 millones
  • La ventaja del conocimiento local: contamos con un equipo de renta fija asiática con experiencia de primera mano del crecimiento y el desarrollo de los mercados de renta fija de la región, algo fundamental dado el panorama de inversión en constante cambio
  • Cubrimos todos los aspectos del mercado de renta fija: contamos con un equipo con todos los recursos necesarios compuesto por 13 profesionales de la inversión (expertos en deuda, tipos de interés y divisas)
  • Un proceso adaptable: nuestro disciplinado proceso de inversión puede emplearse para ofrecer una amplia gama de estrategias de inversión, desde productos combinados a cuentas personalizadas
  • Cumplimos las necesidades de los clientes: nuestros equipos de inversión y atención al cliente conocen a la perfección las necesidades de los clientes institucionales gracias a una establecida y sofisticada cartera de clientes